CABA Digital

Un policía de la Ciudad asesinó a su mujer con su arma reglamentaria

Un agente de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires asesinó a su esposa y madre de sus dos hijos disparándole en el pecho con su arma reglamentaria mientras estaba fuera de servicio. El caso, que trascendió recién esta semana, ocurrió el domingo 8 de julio cuando Maximiliano Carlos Leal, un hombre de 39 años que es un efectivo de la fuerza porteña, arremetió contra su pareja, Giselle Noemí Martín, en el PH donde vivían, en el barrio de San Cristóbal.  

 
Según trascendió, esa madrugada el policía llevó a su esposa agonizante al Hospital Churruca. Allí, aseguró que habían discutido y que tras un forcejeo se le había escapado un tiro. Giselle falleció horas más tarde y Leal quedó detenido en el Complejo Penitenciario de Marcos Paz, donde pidió que lo alojaran en un pabellón para miembros de fuerzas de seguridad y se negó a declarar. 
 
La causa –que tramita con el número de expediente 40134/2018–  quedó caratulada como “Leal Carlos Maximiliano sobre homicidio agravado por el vínculo” en términos del inciso 1 del artículo 80 del Código Penal. Hasta el momento, no se consideró en la carátula y el procesamiento el agravante por femicidio, aunque diferentes testimonios coinciden en que el acusado era agresivo físicamente con Giselle. 
 
La utilización de armas reglamentarias por parte de funcionarios estatales para uso personal preocupa. El caso de Leal no sería aislado. “Según datos relevados durante el año 2017 se cometieron 23 femicidios con armas reglamentarias provistas por el Estado, mientras que en 2016 fueron 17. Además del incremento de los casos, lo preocupante de estos hechos es que las armas utilizadas en los femicidios son las armas provistas por el Estado, sea este nacional, provincial o local”, aseguró a Página 12 la legisladora porteña por Unidad Ciudadana Victoria Montenegro, quien presentará un pedido de informes ante la Legislatura sobre el tema.  
 
Los datos se suman a recientes estudios del CELS, en los que se confirma que en los últimos veinte años casi 500 mujeres fueron muertas, torturadas o heridas en el marco de hechos que involucraron uso particular de la fuerza por parte de funcionarios de las fuerzas de seguridad. Sólo en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense casi la mitad de las 169 mujeres fallecidas entre 1996 y 2016 murieron por esta causa.   

 

Comentarios

CABA Digital
Agencia de Noticias
http://www.cabadigital.net
correo@cabadigital.net